Venezuela tiene espacios naturales hermosos, de eso no hay la menor duda.

A pesar de que es imposible pensar en este país sin que te pase por la mente la delicada crisis económica, social y política por la que sus ciudadanos están atravesando…
Justo ahí detrás de las malas noticias, se esconden bellezas naturales y lugares de ensueño como este.

Las Cumaraguas son unas salinas ubicadas al noreste de la Península de Paraguaná, en el Estado Falcón.


Están localizadas en la vía a Cabo de San Román, el punto más hacia el Norte, y menos explorado, de Venezuela.

Una de los aspectos sobresalientes es que, en horas del atardecer, se puede admirar un color rosa en las aguas que rodean el lugar.

Una publicación compartida por Yoendry Prieto (@yoendry) el

Es un bonito espacio natural para admirar el proceso de evaporación del agua que ayuda a la obtención del cristalino cloruro sódico.

De hecho, en los alrededores hay personas que ofrecen trozos de sal marina, sacada con picos, a cambio de una módica colaboración.





Es decir, no hay un precio establecido, sino que te piden “lo que tú puedas y quieras darles”.

También es habitual la práctica de deportes marinos en sus no tan profundas aguas.

Y, sin duda, es un paraíso para tus fotos de Instagram.

Todas las imágenes quedan geniales.

Puedes enfocarte en capturar el agua de tono rosa…

O la blanca pureza de la sal.

Ya sabes, La Salina de Las Cumaraguas, en la Península de Paraguaná, espera por ti.