¿Recuerdan que en la Cuarta República ser pobre era como ser rico en esta Revolución cubana?

 

Recuerdo cuando estando por San Juan de Los Morros para acompañar a unos amigos a escalar en los morros, yo me encontraba sin dinero, es decir, tendría unas 10 bolívares entre un billete de 5 bolívares y otros 5 bolívares en monedas de un bolívar.

La vida de los pobres era mucho mejor que en revolución

Estaba pelando bolas y recuerdo que me acerque a una panadería con tres monedas de un bolívar (1Bs), eso más o menos por el año en 2012, y con solo tres bolívares (3bs) yo pude comprar cuatro pan frases y un cuartico (1/4) de leche, el cual estaba más que desaparecido y ni de vaina lo podrías encontrar en Caracas. Sin embargo corrí con suerte al encontrar uno de estos productos ya extintos en Venezuela.

“Antes era más fácil ser pobre”

Bueno la historia es que para mi, antes, era más fácil ser pobre.  Recuerdo que mientras me comía cuatro (4) pan franses viudos; como cuando pedimos una arepa viuda, es decir, sin nÁ de relleno y bebiendo ese cuartico de leche, sentía que estaba pasando hambre y que lo que comía le faltaba mucho para ser un desayuno digno de lo que hemos vivido en este hermoso país

Ahora desearía poder comer pan franses acompañado de un cuartico de leche




 

Las famosas teticas de tamarindo, mango, guanabana entre otros rico sabores de nuestros ricos fritos de este abundante paraiso llamado Venezuela. Esas ricas teticas que uno compraba en pequeños pueblos o a la vecina de algunas zona popular, en muchos casos  vendidos por señoras que podría ser nuestra abuelita en sus propios hogares.  …bueno eso ha desaparecido ya.

Ahora la vaina esta tan jodida que lo que se venden en las calles son teticas de cafe como la que se muestras en la foto de abajo. Usted puede encontrar teticas con unos gramos de azucar, harina, harina de trigo; incluso teticas de aceite comestible.