Sanantoñeros opinan que de cierto tiempo hasta la actualidad ha sido más difícil hallar un trabajo estable. “Se ha vuelto difícil poder conseguir un empleo porque no hay dinero, nadie tiene para pagar trabajadores y emplean personas sin contrato para así no tener que pagarles un sueldo de empleado normal a una persona que la van a tener ahí solo dos o tres meses, luego lo botan y emplean a otra persona” indicó Héctor Manuel Galviz, trabajador y estudiante.

“Anteriormente era más fácil hallar trabajo, había más oportunidades de salir y buscar cualquier empleo en cualquier lugar porque siempre buscaban ayuda los locales comerciales”, expresó, Andrea Cerone, estudiante y miembro de la comunidad de San Antonio de los Altos.




Negocios que cierran sus puertas tras años de labor en la comunidad, personas que se quedan sin su sustento principal a causa de la falta de dinero para pagar sus alquileres o para pagar empleados, lo que conlleva al quiebre de muchos comercios, así lo narra Andrea.

La falta de empleos a causado diversos problemas en la vida cotidiana del sanantoñero. La falta de ingresos para comprar alimentos o productor básicos de aseo personal han hecho que se vea en distintos puntos a personas buscando en la basura, personas que, a falta de empleo, se rebuscan vendiendo artesanías u otros objetos. El 100 % de los encuestados afirman que la principal causa de desempleo es la pésima labor gubernamental que se vive actualmente en el país.

Daniela Pereira, profesora de la orquesta juvenil, afirma que a pesar de tener un trabajo estable se le complica poder alimentar a su familia con el sueldo que gana, lo que la ha llevado a tener dos trabajos.

“No conozco la primera persona con un trabajo estable, que no sea en el gobierno, que le dé para comprar la cesta básica alimentaria, productor de aseo y, si tiene hijos, los útiles y uniformes escolares”.

“Como aumenta el sueldo, aumenta el alquiles y aumenta todo, ¿cómo le puedo pagar a mis empleados si medio puedo pagar los servicios y el alquiler?”, dice Karolay Hernández narrando una conversación con el dueño de una ferretería que cerró tras 8 años de labor en San Antonio de Los Altos.

Andrea León / Diario La Región