Vacíos y secos, así lucen los tanques de los edificios que conforman la urbanización La Rosaleda del Municipio Los Salias, donde la escasez de agua se ha agudizado en las últimas semanas generando malestar entre miles de vecinos.

“Es el cuento de siempre, nadie les cree”




“No nos ponen agua desde el pasado martes, estamos desesperados”, denunciaba este sábado María Ortiz, residente del edificio Urare, quien debió trasladarse a la casa de una amiga en el centro de San Antonio de los Altos para poder bañarse.

Asegura que la situación empeoró pese a que en los últimos días ha llovido en la región altomirandina. “Dicen que es por el embalse de La Mariposa, pero es el cuento de siempre, nadie les cree”, dijo.

El jueves el dirigente vecinal Edgar Laya se trasladó a la sede principal de Hidrocapital ubicada en la ciudad de Caracas donde entregó un comunicado firmado por más de mil sanantoñeros que exigen respuesta a la crisis.

El documento pide a Hidrocapital informar y cumplir con el cronograma de distribución de agua y alerta que cerca del 70 % de los habitantes del municipio están recibiendo solo dos veces a la semana el vital liquido.

Daniel Murolo