La fiscal general destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, Luisa Ortega Díaz, aseguró este miércoles que el presidente Nicolás Maduro debe “ser destituido por el caso de corrupción de Odebrecht”.

“El presidente Nicolás Maduro tiene tiempo tasado para ir a la cárcel, es el próximo después de Lula”, afirmó durante una entrevista.

Ortega resaltó que “hay una espantosa trama de corrupción y todo el dinero que dio Maduro a la empresa Odebrecht para unas obras que ni siquiera ejecutaron”.




En cuanto a la interrogante de si dicho juicio pudiese quedar como “un acto simbólico”, la fiscal destacó que “no creo que pueda quedar como un acto simbólico: están comprometidos muchos organismos internacionales como, por ejemplo, la Interpol que es autónoma. Además la mayoría de la comunidad internacional reconoce al TSJ designado por la Asamblea Nacional y sus decisiones”.

La funcionaria solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) designado por la Asamblea Nacional el procesamiento de Maduro por corrupción y blanqueo de capitales. Estimó que el mandatario nacional debería cumplir entre 4 y 8 años de prisión por estos delitos, reseñó el diario ABC de España.

Cabe destacar que el TSJ en el exilio ordenó este lunes prisión preventiva contra Maduro y solicitó a la Interpol activar la alerta roja.