Juan Castillo solía comprar todas las semanas un cartón de huevos para su hogar; el domingo al preguntar se llevó un gran susto, ahora cuestan 24 mil bolívares y en algunos sitios se consiguen en 21 mil, precio que según comentó no puede pagar, por lo que optó por comprar medio cartón. (Diario La Región)



Hasta finales de junio el producto rico en proteínas se conseguía entre 14 y 15 mil bolívares; la razón del aumento tan desmesurado no la entienden los consumidores, quienes señalaron que para comprar un cartón deben unir dos días de sueldo integral.

Sin embargo los precios de susto acompañaron el resto del recorrido a Castillo, quien encontró que el kilo de queso llanero no baja de 25 mil bolívares a pesar de que hace dos semanas lo compró en 12 mil y le pareció caro.

En general los tequeños están preocupados por el costo de los alimentos, insistieron en que en julio la canasta alimentaria se ubicó en 2 millones 200 mil bolívares, y señalaron que la de agosto estará cerca de los 3 millones de bolívares, cifra que repitieron, no pueden pagar.

Castillo indicó “a pesar de que soy profesional, al igual que muchos venezolanos gano el sueldo mínimo; por eso con 153 mil bolívares de bono de alimentación no es mucho lo que se puede comprar”.

Al igual está un poco preocupado por las declaraciones de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, quien indicó que tras las sanciones económicas de Donald Trump no tendrán dinero para pagar comida; es decir viene más escasez y lo poco que se consiga será a precios muy elevados.gf

Beatriz Hernández