Para las miles de familias que viven en la urbanización La Rosaleda del Municipio Los Salias, el racionamiento de agua impuesto por Hidrocapital es una “burla descarada” ante las constantes lluvias registradas en los últimos días.

Este domingo reportaban que tenían varios días sin recibir el vital líquido por tubería. “Seguimos sin entender qué es lo que ocurre, sin con tanta lluvia no hay agua entonces cuando llegue el verano moriremos secos”, denunció Franco Mujica.

Algunas familias han optado por recolectar el agua de las precipitaciones creando canaletas en los balcones para usarla en el aseo de la casa, lavar platos e incluso bañarse. “Es desesperante, queda claro que no era por el Niño sino por falta de inversión en la distribución del líquido”, agregó Mujica./DM