Vecinos denuncian que desde hace una semana la línea San Antonio – Caracas está prestando servicio de manera intermitente sin que las autoridades tomen cartas en el asunto.

Caracas.- Cientos de vecinos del municipio Los Salias en las últimas semanas han venido sufriendo las consecuencias de un paro técnico de transporte activado por la única línea que presta servicios entre este municipio de los Altos Mirandinos y la ciudad de Caracas.

En los últimos días los usuarios han tenido que hacer colas de hora y media para dirigirse a Caracas y hasta dos y tres horas para regresar a San Antonio de los Altos, pagando una tarifa no autorizada por el Ministerio de Transporte, de mil 100 bolívares por viaje, pero cada vez se observa que hay menos y menos unidades prestando servicio.




El concejal y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del municipio Los Salias, Héctor Medina manifestó en una entrevista radial que las líneas de transporte de esa jurisdicción han desincorporado aproximadamente al 60% de su flota por falta de repuestos, principalmente cauchos y baterías.

El presidente del Bloque Oeste de transportistas de Caracas, Hugo Ocando, explicó a la agencia de noticias Efe, que 70% del sector transporte está paralizado a nivel nacional. “Solo en la Gran Caracas la cifra de unidades pasó de 18.000 a 6.000, porque están accidentados o dejaron de prestar el servicio”, anunció.

Esta situación ha fomentado el fortalecimiento de la piratería por parte de conductores de camionetas quienes en vez de prestar el servicio por la tarifa establecida, prefieren hacer traslados de manera independiente, cobrando precios que oscilan entre 1.500 y 3.000 bolívares por puesto, los llamados por puesto cobran a partir de 5.000 bolívares por pasajero, y en los taxis la tarifa oscila entre 20.000 y 30.000 bolívares por viaje.

Usuarios desamparados

“El gran perdedor en esta situación es el usuario, quien tiene que destinar cada vez más dinero de su presupuesto para trasladarse a sus trabajos y sus hogares”.

Manuel Santos expresó su malestar por el paro que implementan los conductores de la línea cada vez que van a aumentar el pasaje. “No es nuevo, cada vez que van a aumentar dejan de prestar servicio, nos tienen una semana pasando trabajo y luego vienen y aumentan el pasaje en más del 100% sin que nadie los sancione, hemos denunciado el caso en la Sundde, en la Alcaldía de Libertador y en la de Los Salias y nadie hace nada”.

Rosario Saldana, vecina de San Antonio, indicó que mensualmente invierte 44.000 bolívares en pasaje, “solo entre la redoma de San Antonio y Plaza Venezuela, no estoy incluyendo el taxi que debo agarrar cada día para llegar a la redoma y a mi casa, que ronda los seis mil bolívares por viaje, al final mensualmente gasto más de 160.000 bolívares en transporte, prácticamente trabajo para pagar pasaje”.

Esther Monsalve, agrega que los conductores de la línea San Antonio – Caracas abusan de los pasajeros de la tercera edad y los estudiantes “No les gusta montarlos, a veces dicen que tienen el cupo lleno y es mentira, es necesario que la alcaldía tome cartas en este asunto”.

Los problemas con el transporte público se extienden hacia Vargas, Valles del Tuy y Guarenas – Guatire.

Ayer los residentes de los Valles del Tuy denunciaron un “paro técnico de transportistas”, que dejó varados a miles de pasajeros en Charallave, Cúa, Santa Teresa, Santa Lucía y Ocumare del Tuy.