La bomba eléctrica de agua se quemó

El director del liceo San José, sacerdote Nelson Rodríguez, informó que desde ayer miércoles se suspendieron las clases en la institución, debido a que ellos cuentan con una bomba eléctrica que succiona agua de un pozo y la misma se quemó el pasado tres de febrero.

Mencionó que el aparato es el encargado de bombear el líquido para los tanques que se encuentran a unos metros del plantel. “Desde esa fecha hasta este momento no se manda agua para los tanques, lo que quiere decir que alcanzó para 11 días más, pues ya el martes 14 a las 10:00 am, no teníamos”.

Relató que en vista de no contar con el suministro para los sanitarios, la limpieza, la cantina y para que los alumnos puedan tomar, se reunieron los 13 integrantes del consejo técnico y se tomó la decisión de suspender las actividades.

Destacó que para hoy se convocó a una asamblea extraordinaria de padres y representantes, con la finalidad de presentarles la problemática que está ocurriendo, además de las posibles soluciones.




“Nos surtimos del pozo”

Puntualizó que el liceo San José no cuenta con agua de la calle. “Nos surtimos del pozo”.

Fallas con luz en la cantina y el teatro

Por otro lado, Rodríguez recordó que la última semana de enero los amigos de lo ajeno cargaron y picaron parte del cableado que surte de electricidad al liceo. “Nos dimos cuenta porque un equipo estaba el auditorio alistando el teatro y no había nada de luz. Se llamó a Corpoelec, revisaron la gaceta y ellos se dieron cuenta que faltaban unos cables”.

Manifestó que el teatro no tiene luz y de allí tomaba luz también la cantina. “Allí no se puede refrigerar nada y los pastelistos y empanadas no se mantienen calientes, además los microondas para calentar los almuerzos no se pueden usar”.

Señaló que en varias oportunidades han sido víctimas del hampa a pesar de que cuentan con vigilancia en la parte interna. “Los hurtos son constantes”./Andreina Ochoa/lb/Foto: William Sánchez/Diario Avance