Monagas.- 17/05/2017.- A pesar de la represión y las amenazas de grupos irregulares, el estado Monagas sigue en pie y resistiendo contra un Gobierno que intenta imponer un proceso constituyente que lejos de traer la paz para los venezolanos, profundizará la crisis y nos alejará de los principios republicanos.

Así lo aseguró la diputada a la Asamblea Nacional por el estado Monagas, María Gabriela Hernández, quien señaló que con la protesta no violenta se ha demostrado que la mayoría del pueblo está del lado correcto y apegado a la Constitución, que en su artículo 333 confiere al ciudadano la potestad de colaborar en el restablecimiento del orden democrático, y en el 350 establece que el pueblo desconocerá cualquier régimen que menoscabe los derechos humanos.

En tal sentido, exigió a la Fuerza Armada Nacional, y especialmente a la Guardia Nacional Bolivariana, que deponga las armas y se coloque del lado de la sociedad civil, pues son más de 50 venezolanos que han perdido la vida por el uso excesivo de la fuerza, siendo los más recientes Luis Alviarez (17), Diego Hernández (33), Yeison Mora (17) y Diego Arellano (31)

“Yo sé que a ustedes los obligan a disparar lacrimógenas contra nuestro pueblo. No permitan ustedes, que pueden ser hijos de cualquier madre que protesta, que los encausen en crímenes de lesa humanidad por obedecer órdenes absurdas e ilegales que tienen enlutada a la familia venezolana. Tienen el derecho y el deber de rebelarse ante las injusticias”, sentenció.


De igual manera, la diputada por la unidad recordó que este lunes 15 de mayo, se reunieron en el Distribuidor Bajo Guarapiche, en Maturín, atendiendo a la convocatoria del Plantón Nacional, para advertir que el oriente del país no quiere dictadura y continuará luchando para obtener el cambio. “Aún con la tristeza de haber perdido a dos monaguenses en manos de la violencia y pese a las lluvias, nuestro estado se manifestó de manera pacífica pero con un mensaje muy claro que no es más que el deseo de libertad”, dijo al tiempo que añadió que la actividad culminó a las 6 de la tarde con la entonación del Himno Nacional.

Por otra parte, la también dirigente de Primero Justicia denunció que el Hospital Manuel Núñez Tovar se encuentra “en coma” por la falta de material, reactivos y seguridad. Su personal protestó este lunes para exigir el desarme de grupos paramilitares, dado que el pasado sábado estuvieron rodeando el centro hospitalario para amedrentar a quienes día a día salvan la vida a los monaguenses.