Saltar al contenido

Sanantoñeros gastarán Bs 76 mil 800 mensual en pasaje a Caracas

2 noviembre, 2017

Usuarios de San Antonio de Los Altos se quejan del nuevo incremento.

Desde este primero de noviembre los residentes de San Antonio de los Altos que se trasladen a la ciudad de Caracas deberán cancelar Bs 2.200, el mismo monto pagaran los usuarios que tomen las unidades autobuseras desde la urbanización La Rosaleda hasta la capital de la República.

Las nuevas tarifas amanecieron este martes pegadas en los autobuses, generando malestar entre los usuarios. El boleto aumenta a Bs 2.750 sábado, domingo y días feriados y entra en vigencia a partir de hoy.

Una persona que trabaje de lunes a viernes en Caracas y viva, por ejemplo, en la referida urbanización sanantoñera deberá invertir Bs 19 mil 200 semanalmente en pasaje y más de 76 mil 800 mensual.

“Esto es una tragedia, cómo me voy a gasta más la mitad de mi sueldo en pasaje (Bs 136 mil)”, reseñó visiblemente molesta Carmen Fajardo, quien quedó sorprendida al ver las nuevas tarifas la mañana del martes.

El incremento es igual para Los Teques desde San Antonio y viceversa, para la capital mirandina los pasajeros deberán pagar Bs 1.300, mientras que desde Los Teques hasta La Cascada-lm 18 será de Bs. 1.800.

“Vivo en Los Teques y trabajo en una tienda de La Cascada, el aumento se come mi sueldo y con qué como yo”, se preguntaba Ricardo Mujica, quien aunque entiende la necesidad de los transportistas cree que el más perjudicado es el usuario.

La concejal de Los Salias, María Alejandra López, lamentó que sean los usuarios los que están pagando las consecuencias de las “pésimas políticas del gobierno nacional en materia de transporte”.

López recordó que cuando hubo el aumento de la gasolina el presidente Maduro anunció la creación ayudas para repotenciar el transporte además de las proveedurías,” nada de eso se ha cumplido, sí existen las proveedurías pero dicho por los transportistas lo que hay es una rosca en la que los enchufados revenden en el mercado negro lo poco que llega, es decir el transportistas es otra víctima del gobierno”.

“Los números no dan, una compañera de trabajo me decía que lo más probable es que pida vacaciones pendientes por lo que queda de año porque o sale ella a trabajar o su hija va al colegio, porque tiene que agarrar dos autobuses”, narró la concejal.

Reseñó que hay gente dentro del municipio que vive en sitios lejanos como Figueroa, donde el aumento es superior a los Bs 700. “La situación es muy grave, le complica más la realidad a millones de familias que viven del salario mínimo”, dijo.

Daniel Murolo / Diario La Región