CARRIZAL.- El grupo de manifestantes que mantenía cerrado el paso al sector Montaña Alta de Carrizal, fue dispersado por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) la tarde de este martes durante el trancazo de 6 horas convocado por la Unidad democrática.

A las 3:00 de la tarde y pese a que los manifestantes no habían cerrado el paso por la Panamericana, un contingente de la GNB disparó gases hacía el grupo de hombres y mujeres que protestaba contra la Constituyente.




Ver también: #4JUL TERROR, ZOZOBRA Y DESTROZOS DEJA LA ARREMETIDA DE LA “GLORIOSA” GNB EN MONTAÑA ALTA

Ver también: HABITANTES DE SAN ANTONIO DE LOS ALTOS SE SUMARON AL TRANCAZO NACIONAL ESTE 4 DE JULIO (VIDEO)

El gas penetró los apartamentos de la zona residencial, generando malestar entre los residentes de la zona, quienes reportaron que al menos cuatro personas fueron detenidas y dos resultaron heridas.

Igualmente residentes de Llano Alto mantuvieron cerrado el acceso al sector a la altura del centro comercial.

En la capital mirandina los tequeños trancaron al menos en cuatro puntos de la ciudad. En un recorrido realizado por la ciudad, se constató que manifestantes tomaron las vías en el sector El Trigo, así como el Camino Real –entrada de Los Nuevos Teques- y en la Panamericana a la altura de la entrada a La Matica.

Leer también: CAPRILES CALIFICÓ COMO UN HECHO POLÍTICO SIN PRECEDENTE PLESBICITO DEL #16J (+VIDEO)

Otro numeroso grupo de manifestantes se mantuvo en el semáforo de la avenida Bolívar a la altura de la calle Guaicaipuro con pancartas y consignas en contra de la Constituyente y exigiendo la realización de elecciones generales.

Pasadas las 4:00 de la tarde quienes se mantenían en la redoma de Los Teques denunciaron que un contingente de guardias nacionales disparó igualmente gases para dispersar el trancazo.

En San Antonio de los Altos el trancazo se cumplió en varios puntos. Para las 3:00 de la tarde los sanantoñeros impedían el paso por la perimetral a la altura del elevado. Igualmente vecinos se concentraban en la recta de Las Minas.

Daniel Murolo / diariolaregion