Bestias de la Guardia Nacional Bolivariana ingresan a residencias en La rosaleda Sur de San Antonio de los Altos, para reprimir con gases lacrimógenos y perdigones a manifestantes de la zona.

En unas fotografías llegadas a la redacción se puede apreciar como las tanquetas y los funcionarios lanzan los gases.