LOS TEQUES.- Al ver en sus recibos que en la quincena solo iban a cobrar 31 mil bolívares, los docentes estadales volvieron a protestar en la adyacencias del Consejo Legislativo Bolivariano de Miranda (Clebm), para exigir que los diputados aprueben los 7.6 mil millones de bolívares que al parecer llegaron a las arcas gubernamentales para pagar la homologación de sueldos, bono de alimentación y retroactivos, desde enero.




Rene Zapata, secretario sindical de la Federación Venezolana de Maestro (FVP)- Altos Mirandinos y Valles del Tuy, indicó que ya tienen un mes en las calles exigiendo al Gobierno Nacional que pague todas las deudas a la Gobernación de Miranda y así tal ente pueda cancelar la homologación de sueldos, bono de alimentación y retroactivos a todos los empleados, incluyendo al menos a 15 mil docentes estadales.

Temen que el bono vacacional se los puedan pagar sin la homologación aspecto que según Zapata deterioraría más la calidad de vida de los maestros estadales, quienes afirman que no tienen para comprar comida y pagar el pasaje para ir a las escuelas.

Zapata culminó subrayando que aunque tienen un mes realizando acciones de calle, van a seguir protestando hasta tanto no les paguen todo lo que les deben. BH