Al menos 10 militantes abandonaron las líneas del partido oficialista.

El llamado de unión y trabajo mancomunado lo hicieron a todos los venezolanos con la finalidad de salir adelante y combatir con la paz la revolución “que cambió su discurso atentando contra la vida del pueblo”

Carrizal, 12 de diciembre de 2016.- La disidencia llegó al Partido Socialista Unido de Venezuela de Carrizal (Psuv) donde al menos unas 10 personas manifestaron sus discrepancias y decepción con la línea oficial del mencionado partido renunciando a sus militancias, así lo informaron Mauricio Romero, Ramón Romero y Juan Rojas Bravo quienes representaron al grupo que rechaza de manera categórica la actuación del presidente Nicolás Maduro en la etapa “post Chávez” y la procedencia de algunos líderes oficialistas.

“Queremos informar nuestra renuncia a la militancia del PSUV del municipio Carrizal, debido a la virtud de la situación irregular en la que la revolución se ha dedicado a gobernar al pueblo que un día dijo que iba a defender así fuera entregando su propia vida, cosa que todos nos hemos dado cuenta que no cumple y que revirtieron ese discurso. Ese dar la vida es contra nosotros pisoteando la Constitución, el derecho social, económico y todos los derechos que tenemos”, manifestó Mauricio Romero.

Por su parte, Romero citó una frase del influyente pensador inglés John Locke que reza “Cerrarle las puertas a la revolución pacífica es abrirle la puerta a la revolución violenta”. “Esto es precisamente lo que pareciera que está sucediendo en los actuales momentos”, dijo Romero.

Sumado a ello, el grupo de disidentes declaró públicamente su apoyo al alcalde del municipio Carrizal José Luis Rodríguez, ya que según Romero lo ven como una luz en medio de la oscuridad tan terrible en la que se encuentra sumergida Venezuela.

“Hacemos un llamado a todos los venezolanos, las encuestas no mienten, y lamentablemente la revolución no va a poder subsistir sin miembros y sin votos, por sí solos se han decretado su triste final. Dejemos el miedo y participemos, porque Venezuela somos todos y si no nos hacemos partícipes como lo dice la Constitución esto va a seguir y van a profundizarlo más y de todo error político, ético, moral y social lo que queda es mucha sangre. Por algo Maduro no se quiso someterse a votación”, indicó Romero.