En el mes de diciembre se reportaron al menos siete casos de robos a viviendas bajo esta modalidad en Altos Mirandinos.

Aun no se tiene certeza de la identidad de los sujetos, sumado a que las víctimas no colocan la denuncia formal ante los cuerpos de seguridad, por lo que se dificulta dar con el paradero de los delincuentes

horas y días distintos peor el mismo modus operandi fue el que prevaleció en dos asalto a manos armada perpetrados entre el 3 de diciembre y el 1 de enero en la capital mirandina. Los delincuentes legan vestidos de funcionarios de un cuerpo de seguridad y así pasan desapercibido ante sus víctimas.

La noche del 31 de diciembre, legaron seis hombres con  chaquetas de la policía científica. ·”tenían bordado el logo en la parte posterior de la chaqueta de color oscuro”, relata una de las víctimas que habita en la urbanización San Camilo de Los Teques.




Los sujetos cargaron con todo, se llevaron hasta el pernil para la cena de Nochevieja. “Entraron vestidos de policía y se llevaron todo”, dijo un vecino de la zona.

Un hecho similar ocurrió este domingo cuando cinco sujetos fuertemente armados interceptaron a un hombre cuando llegaba a su casa en la calle Páez de Los Teques. Los sometieron dentro de la unidad habitacional y cargaron con todo los objetos de valor. Los sujetos se fueron en un vehículo marca Honda propiedad de las víctimas.

Este es el quinto hecho similar que se tiene conocimiento en la capital mirandina durante el asueto navideño.

Autoridades ligadas a la policía científica señalan que podría tratarse de una banda que mantiene ese modus operandis, valiéndose de tener chaquetas con las siglas alusivas al cuerpo de seguridad.

Aun no se tiene certeza de la identidad de los sujetos, sumado a que las víctimas no colocan la denuncia formal ante los cuerpos de seguridad, por lo que se dificulta dar con el paradero de los delincuentes.

La División Contra Robos y Hurtos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), diariamente quedan registrados al menos tres de estos delitos perpetrados en viviendas particulares. Según una fuente de la policía científica, la suma de estos incidentes significa una pérdida material de 150 millones de bolívares por día.

La División Contra Robos y Hurtos maneja un dato curioso: el grueso de las bandas que se dedican al robo de viviendas provienen del interior del país. Maracay, Valencia e incluso San Cristóbal son las ciudades de origen de los delincuentes que buscan en apartamentos y quintas el sustento de sus familias.

Pola Del Giudice